Situación del cultivo de algodón en la provincia de Santa Fe, Febrero de 2021

La siguiente información pertenece a la campaña algodonera 2020-2021 y es relevada por el equipo de técnicos de las 10 Comisiones Zonales Sanitarias (CZS).

En líneas generales el algodón en la provincia de Santa Fe se encuentra en condiciones óptimas, sin embargo, el estrés hídrico de la segunda quincena del mes en varias zonas, afectará en algún grado el desempeño final en rendimiento y calidad.

Evolución de capturas de picudos del algodonero en trampas

En la siguiente figura se presenta la evolución de las capturas de picudos en las trampas ubicadas en los campos.

Tanto en el Este como en el Oeste las capturas son uniformes a lo largo y ancho de los domos, no detectándose zonas con altas capturas, aunque si se observan lotes con altos y bajos niveles de capturas de picudos en trampas como así también lotes en que aún no se ha registrado la presencia del mismo. Los niveles de capturas en febrero son inferiores a los registrados en la campaña anterior en ambos domos y también al promedio histórico, ya que se mantuvieron iguales o menores a enero, en donde en febrero los niveles de capturas en trampas deberían tender a subir producto de que el cultivo comienza a quedarse sin estructuras reproductivas debido al avance de las aplicaciones de productos defoliantes.

Zona Este de la provincia de Santa Fe

Durante los primero 15 días del mes de febrero, las condiciones ambientales fueron óptimas, favorecidas por las precipitaciones de buen volumen, con temperaturas y radiación en torno al promedio (ver gráfico). A partir de mediados de mes las precipitaciones fueron muy escasas, lo que acompañado por el aumento de las temperaturas y de la radiación, produjo estrés hídrico en varios lotes, fundamentalmente en los últimos 10 días del mes y fue más notorio en los lotes del norte del departamento General Obligado.

Casi el 90% de la superficie se encuentra entre bueno y muy bueno, pero a diferencia del mes anterior, la condición buena tiene mayor proporción debido principalmente al estrés hídrico sufrido por el cultivo durante los últimos diez días del mes (un 55% de la superficie tienen escasa humedad en el perfil) y también a un control de malezas que se dificultó en febrero (principalmente sobre malezas de difícil control) lo que conllevará a que varios lotes van a presentar problemas con las malezas al momento de la cosecha.

En cuanto al estado fenológico, el 2/3 de la superficie se encuentra con diferentes grado de apertura de capsula y el resto en pleno llenado de bochas. A inicio del mes de marzo se comenzará la cosecha de los primeros lotes la que se generalizará a mediados del mes.

Cultivo listo para ser defoliado
Cultivo listo para la cosecha

Durante febrero se hicieron aplicaciones de reguladores de fin de ciclo para frenar la generación de nuevas hojas y hacer que todos los asimilados disponibles en la planta vallan a llenado de bochas.

En cuanto a plagas, se presentaron en proporciones iguales pero en baja cantidad de lotes pulgones, trips, arañuela y chinches horcias. En cuanto a picudo del algodonero, se registró daño muy bajo (no económico) en un 11% (5 punto más que diciembre) de lotes, aumentando el daño en esta oportunidad en pequeñas bochas, notándose individuos en las pocas flores y pimpollos que quedan en los lotes pero que no llegarán a cosecha por lo que no se toma como daño económico, pero si se aprovecha para hacer control para reducir la población para la próxima campaña en el momento en que se realiza la defoliación / desecación del cultivo. Se destaca que aquellos productores que realizaron el manejo recomendado contra el picudo del algodonero, no tuvieron daño económico aun en aquellos lotes con poblaciones iniciales altas.

En el siguiente gráfico se puede observar la evolución de la temperatura, radiación y precipitaciones con frecuencia semanal.

En el siguiente gráfico se observan las precipitaciones mensuales en promedio en el Noreste de Santa Fe. Cabe mencionar aquí, que las precipitaciones en el extremo norte del domo oriental fueron un 70% inferiores al promedio histórico, mientras que en el centro-sur lo fueron en un 35% en promedio.

Zona Oeste de la provincia de Santa Fe

Las precipitaciones marcaron en general el estado del cultivo en el oeste de la Provincia. Por un lado en la parte norte del departamento, las escasas precipitaciones a inicios de mes y nulas en la segunda quincena, hicieron que el cultivo entre en un estrés hídrico bastante importante y se marcara más en lotes de baja fertilidad. Esto provoca que el llenado de bochas no sea el óptimo como así también aborto de estructuras reproductivas pequeñas en lotes un poco más atrasados en su fecha de siembra. Por otro lado en la parte centro y sur la condición del cultivo es buena, muy buena y excelente con buen estado hídrico debido a que las precipitaciones de enero e inicios de febrero fueron acordes.

A fin de mes el 85% de la superficie se encuentra en pleno llenado de bochas, un 5% en floración y un 10% en apertura de cápsulas.

Cultivo en floración
Cultivo en llenado de bochas

El control de malezas en general es bueno, se están pudiendo entrar a los lotes a realizar las aplicaciones de herbicidas, no obstante un 15% de la superficie tiene un control regular de malezas.

Respecto a plagas, se encontró orugas del género Spodoptera comportándose como defoliadora y en algunos casos atacando pimpollos por manchones y con baja intensidad, lo que no produjo daño significativo y por lo tanto no justificó su control. También en algunos lotes se observó algo de ataques de pulgones, realizándose aplicaciones para su control. Con respecto a picudo del algodonero, se comienza a notar más la presencia, el daño en el cultivo aumentó, sobre todo en la porción centro-sur del departamento producto de las precipitaciones que dificultaron los tratamientos. En general el daño por picudo asciende en febrero en el departamento al 20% de lotes, pero que de todas maneras, no representa un daño económico y se están pudiendo realizar los controles.

Debido a las condiciones ambientales óptimas en la porción centro-sur se hizo necesario seguir aplicando reguladores del crecimiento para mejorar la arquitectura de la planta y evitar el escape en altura y favorecer la retención de estructuras reproductivas.

En el siguiente gráfico se observan las precipitaciones mensuales en promedio en el Noroeste de Santa Fe.