Siguen los avances en términos de sustentabilidad

El mundo se preocupa por avanzar en términos de sustentabilidad… tanto, que hoy les traigo la nota que salió en La Nación y lleva como título: “Emiten la primera ON en el país vinculada con la sustentabilidad”.

Se trata del lanzamiento de un bono verde por US$50 millones, de las empresas San Miguel y Santander, por medio del cual se comprometen con mejoras futuras explícitas en sus resultados relacionados con el medio ambiente.

Pero antes de avanzar, conviene aclarar brevemente qué son las ON (Obligaciones Negociables). Las Obligaciones Negociables son instrumentos de financiación a los que pueden acudir las empresas cuando necesitan fondos. Lo hacen a través del mercado de capitales, y a cambio del dinero recibido en préstamo, pagan una tasa de interés, en un plazo determinado. En pocas palabras, en vez de financiarse en un banco, por ejemplo, se financian a través del mercado de capitales.

La ON que emitieron San Miguel (empresa de producción y comercialización de frutas del hemisferio sur), y Santander Argentina (plataforma de servicios financieros) es la primera obligación negociable vinculada con la sustentabilidad en el país (SLB, según sus siglas en inglés).

Según la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA), los SLB son bonos cuyas características financieras y/o estructurales varían en función del logro de objetivos de sustentabilidad del emisor.

A partir de este instrumento, San Miguel se compromete a alcanzar un 66% de energía renovable sobre el total del consumo de energía eléctrica demandada en el Complejo Industrial Famaillá (Tucumán) en un plazo de 12 meses, generando un ahorro promedio de 6300 TN CO2 por año.

Asimismo, Santander, también consolida su liderazgo en el segmento: sólo en el primer semestre participó en 32 emisiones por más de $122.000 millones, representando 79% del total del mercado de bonos corporativos.

El ejecutivo de San Miguel destacó que “la sustentabilidad atraviesa su modo de producir, el vínculo con sus colaboradores, clientes, accionistas, proveedores y con las comunidades de las que forman parte”. Mientras que el Ejecutivo de Santander, habló de esto como “un proceso de transición para las empresas”.

Una vez más, se confirma que todos los caminos conducen a la sustentabilidad. El mundo de los negocios, y el cuidado del medio ambiente, sin dudas, van de la mano. Es cuestión de subirse al tren o quedarse mirando.