Santa Fe apuesta a la producción algodonera diferenciada por trazabilidad e identificación de origen

La provincia de Santa Fe destinara $23.600.000 durante la próxima campaña algodonera 2021/2022 para la ejecución del programa “Algodón Argentino Producido en Santa Fe” con el sello Producto de Mi Tierra. Se trata de un programa para producir fibra de algodón diferenciada por trazabilidad e identificada, con el objetivo de potenciar la actividad productiva del sector algodonero santafesino mediante el agregado de valor y la apertura a nuevos mercados.

El 75% de productores, desmotadores, hilanderos, grandes marcas textiles y consumidores en todo el mundo sin excepción, orientan sus preferencias por la diferenciación por «Trazabilidad” y «Sostenibilidad” de la materia prima producida y las prendas confeccionadas y demandadas.

Una de las consecuencias más evidente provocada por la pandemia en el mercado textil internacional, es la aceleración de la toma de conciencia por parte de las grandes marcas y gigantes de la moda mundial de redireccionar e invertir esfuerzos en el desarrollo y consumo de productos sostenible y trazable. Para el 2021 tienen previsto invertir más de 3.000 millones de dólares en la trazabilidad del “campo a la confección de la prenda final».

Este rediseño de estrategias, se manifiesta en la compra de materias primas como por ejemplo el algodón, producido según criterios de “sostenibilidad “y “trazabilidad”, que implican entre otros conceptos las reducciones de “dióxido de carbón”; conocimiento de la “huella del agua” en los procesos productivos; la “impresión en 3D”; el concepto “blockchain”; etc.; todo esto siempre dentro del respeto y preservación del ambiente sin el cual no puede existir dentro de la moda una “demanda sostenible”.

Los grandes países productores de algodón como EE.UU., BRASIL, INDIA, PAKISTAN, TURQUIA, CHINA están orientando sus producciones algodoneras a un «algodón 100% trazable».

¿Qué significa Algodón trazado?

Significa que, en cada etapa desde su producción hasta su enfardado el algodón, tiene 100% de transparencia, pudiendo identificarse todas las etapas del proceso productivo de la cadena de valor que atravesó la fibra hasta su enfardado, de acuerdo a una hoja de ruta establecida a tal fin, que contiene los criterios y las normas que deben aplicarse para que el algodón pueda ser identificado con transparencia absoluta y sin ninguna duda.

¿Qué ventajas tiene para el productor? 

Le brinda al productor mayores ventajas competitivas de posicionarse y participar de un mercado cada vez más selecto y demandante de insumos diferenciados que respeten el ambiente, con inclusión social y económicamente sostenible. También le permite diferenciarse de aquel que no cumple con los criterios productivos normados.

¿Cuál es la ventaja comercial?

Un elemento central comercialmente hablando de la trazabilidad es la clasificación o análisis de la calidad de la fibra por sistema HVI (High Volume Instrument, por su siglas en ingles). El algodón trazado y clasificado por HVI protege en caso de disputa a todo el mundo ya que el vendedor sabe lo que ha vendido y el comprador lo que ha comprado y excepto un cambio de fardos no puede existir ninguna disputa de calidad.

Evidentemente si la clasificación por HVI es realizado por un laboratorio homologado «ICA-BREMEN» ya garantiza por sí mismo las características cualitativas de la fibra. Si además esa fibra proviene de un algodón trazado es evidente según las normas del comercio internacional que tendrá UN BONUS frente a un algodón que «pretenda” tener la misma calidad, pero no es trazado y no fue clasificado por HVI.

Es decir que (a título de ejemplo), si el comprador paga por fibra de algodón grado “C” 1/2 un precio de xx ctvs. de u$s/lb FOB-Buenos Aires, por el mismo “C” 1/2 pero Trazado y Clasificado con HVI pagará xx + x ctvs. de u$s/lb y si a esto le agregamos una identificación de origen (que constituye una garantía más) entonces pagará xx + x + x ctvs. de u$s/lb.

TRAZABILIDAD, HVI, IDENTIFICACIÓN DE ORIGEN, constituyen garantías para el comprador de no tener problemas con el hilandero. Un algodón garantizado se paga más que un algodón sin garantía, pero además hay que tener en cuenta que un algodón comercialmente hablando, no porque sea trazable es “bueno», puede ser trazable y no ser bueno. Quien va a determinar los parámetros de calidad comercial va a ser siempre el HVI.

En este sentido, la provincia de Santa Fe ha identificado la oportunidad de convertirse en un proveedor de fibra de algodón diferenciada por trazabilidad e identificación de origen con identidad propia, considerando que la producción algodonera santafesina se encuentra en una etapa de transformación y consolidación orientada a satisfacer la demanda del mercado mundial de fibra de algodón trazada y sostenible.

Por Resolución Nº 514/2020, el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología-MPCyT, crea en su ámbito el programa “Algodón Argentino producido en Santa Fe” con el objetivo principal de potenciar la actividad productiva del sector algodonero, sustentado en pilares de alta confiabilidad, bajo estándares de sostenibilidad internacionales, siendo la trazabilidad un aspecto clave y fundamental para su cumplimiento.

En forma complementaria el MPCyT y la Asociación para la Promoción de la Producción Algodonera-APPA, firmaron de común acuerdo un convenio dentro del marco de la Resolución Ministerial Nº 449/2013, por el cual APPA pasa a ser licenciataria de uso de la Marca Provincial “Producto de Mi Tierra. Provincia de Santa Fe”

Estos dos programas complementarios tienen un denominador común o eje central que es la trazabilidad, proceso durante el cual se registra toda la información correspondiente a los componentes involucrados en el historial de un producto desde su origen hasta su estado final como artículo de consumo.

Obtener un producto diferenciado de origen determinado, identificado y con sello propio como el “algodón argentino producido en Santa Fe” identificado con el sello “Producto de Mi Tierra. Santa Fe”, requiere fundamentalmente conocer su trazabilidad.

En la cadena textil de suministros específicamente, la trazabilidad es una herramienta útil y necesaria puesto que permite a los distintos eslabones que la componen disponer del control de procesos, conocer la gestión interna, favorecer la certificación y/o acreditación de productos, como así también brindar transparencia y confianza a los consumidores quienes valoran altamente estos mecanismos de control.

Las características productivas del sector algodonero santafesino y el nivel de tecnología utilizada, permitirá a los productores incorporar rápidamente los procesos de trazabilidad a sus cultivos. En este punto resulta clave estimular el uso de Buenas Prácticas Agrícolas-BPA, para la obtención de un producto diferenciado y certificado.

La fibra de algodón producido en la provincia de Santa Fe será analizada por el Laboratorio Oficial de Santa Fe de Análisis de Fibra por sistema HVI, laboratorio próximo a ser con homologado por ICA-BREMEN. Esto permitirá garantizar a los compradores la calidad comercial de la fibra producida en la provincia.

Como se mencionó anteriormente, el programa “Algodón argentino producido en Santa Fe” tiene como objetivo principal potenciar la actividad productiva del sector algodonero, sustentado en pilares de alta confiabilidad, bajo estándares de sostenibilidad internacionales, para lo cual se fomentara la adopción de buenas prácticas agrícolas, uso eficiente de los recursos ambientales e insumos, además de eficientizar los  procesos de industrialización para optimizar los rendimientos y producir el menor daño de los parámetros comerciales de calidad de fibra, cumpliendo durante todo el proceso productivo con las normas y criterios básicos de inclusión social, sin trabajo esclavo ni infantil, disponiéndose para su ejecución la suma de $ 26.300.000 (PESOS VEINTISEIS MILLONES TRESCIENTOS MIL).

El programa está destinado a todos los productores algodoneros santafesinos de diferentes escalas que deseen sumarse voluntariamente a esta propuesta con el objeto de mejorar su productividad y competitividad. Su ejecución estará a cargo de la Secretaría de Agroalimentos del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología (MPCyT) a través de la Dirección General Área Norte y contará con el apoyo y acompañamiento de las distintas secretarías del MPCyT, además de instituciones y organizaciones de investigación, educación y promoción relacionadas con el sector algodonero provincial como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); las Universidades Nacionales del Litoral (UNL) y del Noreste (UNNE); APPA, entre otros.

A los efectos de lograr los objetivos propuestos se considerará todo el proceso productivo como un ciclo continuo, desde la elección del lote a sembrar hasta la obtención del fardo de fibra, definiéndose en cada etapa puntos críticos en los que se efectuarán las correspondientes auditorias de control y certificación del cumplimiento del protocolo para esa etapa, informes que se asentarán en el Sistema de Registro y Documentación de Procedimientos.

Las auditorias se desarrollarán en distintos momentos del cultivo y proceso de transformación: i) producción de algodón a campo; ii) Cosecha, transporte y almacenamiento; iii) proceso de desmotado y iiii) clasificación y determinación de los parámetros comerciales en laboratorio HVI.

Dentro de las principales acciones a desarrollar se pueden mencionar:

  • Difusión masiva del programa; sensibilización; capacitación.
  • Financiar la compra de insumos para la siembra de algodón trazado.
  • Financiar adecuación de plantas de desmote.
  • Identificación y apertura de nuevos mercados.
  • Talleres de evaluación
  • Difusión de actividades y resultados.

Aquellos productores que deseen participar del programa deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Inscripción en el Registro Único de Producciones Primarias del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Santa Fe.
  2. Las explotaciones agropecuarias y/o desmotadoras deberán acreditar su domicilio real dentro del territorio provincial.
  3. No poseer deuda por el Impuesto Inmobiliario correspondiente a lo/s inmueble/s donde se encuentra las explotaciones agropecuarias y/o desmotadora.
  4. Cumplir con el Programa Santafesino de Control y Erradicación del “Picudo” del Algodonero-ProSaCEPA.
  5. Integrar y participar de las distintas actividades sanitarias planificadas por la Comisión Zonal Sanitaria de su zona (MIP, destrucción de rastrojos, etc.).