Manejo del picudo del algodón, en etapa de floración

El picudo del algodón (Anthonomus grandis), es la plaga principal del cultivo y genera daños cuando los adultos se alimentan y oviponen sobre los pimpollos florales o cápsulas pequeñas. Así también, las estructuras reproductivas son dañadas durante el desarrollo de larvas y pupas en su interior, lo que genera pérdida de calidad de fibra y/o caída de las mismas.

Para el manejo del cultivo en esta etapa se propone:

  • DESACTIVAR TRAMPAS DE FEROMONA, debido a que los picudos se sienten más atraídos por pimpollos y cápsulas del cultivo, que por la feromona de la trampa.
  • MONITOREO semanal, para observar síntomas de alimentación y oviposición del picudo sobre el cultivo. El monitoreo comenzar a realizarlo sobre los bordes del lote, en los primeros 30 metros.
  • TRATAMIENTO DE BORDE A MODO “PREVENTIVO”, realizar aplicaciones de borde, con insecticidas registrados, en aquellos lotes que presentaron altas capturas de adultos en trampas de feromonas.

SINTOMAS DE DAÑO:

Daño por alimentación:

Daño por oviposición:

  • Daño por alimentación, se observa sobre la mitad superior del pimpollo, dejando una perforación sobre el mismo. Los picudos se alimentan de polen, por lo que se pueden observar restos del mismo alrededor del orificio.
  • Daño por oviposición: se observa en la parte inferior de los pimpollos y cápsulas pequeñas. En general, la hembra coloca un huevo por pimpollo y luego sella el orificio con una mezcla de secreciones, tomando el aspecto como de una verruga.