El mundo habla de sustentabilidad… y sustentabilidad, va de la mano de trazabilidad.

“Hamrick Mills: Donde la Sustentabilidad, Calidad e Innovación son prioridad”.

“Texin, una empresa que evoluciona con sustentabilidad”.

“Sostenibilidad: Industrial Apparel evoluciona con esfuerzos para un futuro sustentable”.

Son algunos de los títulos de diarios internacionales, que encabezan noticias referidas al algodón sustentable.

Básicamente, todos cuentan historias de empresas que se focalizan fuertemente en lograr el cuidado del medio ambiente y se han incorporado al programa de “U.S. Cotton Trust Protocol”.

U.S. Cotton Trust Protocol es un programa que permite verificar la producción sustentable de algodón en Estados Unidos, bajos estrictos controles. Vigila el uso eficiente del suelo, el agua y la energía para garantizar las mejores prácticas ambientales en cada una de las etapas de producción de algodón.

Los beneficios de certificar la sustentabilidad son fehacientes.

Toda la cadena del algodón se ve favorecida con la certificación, ya que, no solo el rédito es económico, sino también ético. Se protege la ecología del planeta, lo que no es un tema menor en estos tiempos. De lo que hagamos ahora, dependerá el futuro de las próximas generaciones.

El beneficio abarca desde el productor que siembra y luego obtiene un mayor rédito al momento de vender, hasta el consumidor final que elije pagar un poco más, a cambio de obtener una prenda que se fabricó desde cero, bajo controles que garanticen la sustentabilidad.

Como bien el título de este artículo lo indica, sustentabilidad, va de la mano de trazabilidad. Es por ello que, existen plataformas de trazabilidad, y la provincia de Santa Fe está trabajando en su propia plataforma.

Esto será un antes y un después para la región, ya que, gracias a dicha plataforma, se podrá trazar todo el proceso de la cadena del algodón, y en una sola etiqueta, se podrá ver, en qué campo se produjo ese algodón, donde se desmotó, luego se hiló, y cómo terminó en una prenda.